sábado, 31 de diciembre de 2016

Navidad y Nochevieja.

Todos estamos claros que es emocionante; excitante; fascinante cuando se acerca pero molesto para aquellos que en paz quisieran estar. 

Una de las cosas que odio del mes de diciembre, es que se muestra lo materialismo que somos y lo hipócritas que podemos hacer sin nuestro consentimientos... todo por una maldita tradición que se tiene que dar. Aclaro, no quiero llamar la atención siendo unos de esos incrédulos que llaman la atención al decir: ''Odio navidad'' ''Odio Nochevieja'' ''Odio diciembre''  
Solamente quiero plasmar, no el odio hacia algo, si no la humillación y la pena que le tengo a esos seres por solo seguir, ante que todo una tradición de manera repulsiva y no dejar que uno celebre la navidad como merece ser celebrada en la espiritualidad dentro de sí para llegar a la felicidad de uno.   De eso se trata,  ¿no? No simplemente en pasarla en familia, si no que el ultimo año ejerza, en lo más profundo de tu ser, una felicidad acompañada de con una sonrisa indescriptible.   

Nosotros creamos el festín para año nuevo y navidad. Pero no se trata de eso, se trata de que diciembre te llenes de felicidad; pero, si no es la felicidad que tu buscas, ¿entonces como esperan que uno te pueda comprender? después te dicen amargado... 
Yo no puedo tener o cumplir esa felicidad, ya que vivimos de muchos que te comprometen a patadas para solo seguir una estúpida tradición, pero no les importan la felicidad de uno. 

Esto es personal, a si que no se lo tomen como insulto. 

Les deseo un feliz año.

Que el 2017 sean un fruto de la cual saborear por mucho tiempo. Un fruto que les beneficie en la intimidad y en la espiritualidad. 



miércoles, 28 de diciembre de 2016

Para los lectores.



CLIQUEA LA IMAGEN PARA LEER LA HISTORIA
Apenas estoy dándome a conocer como futuro novelista y de muchas otras cosas dedicada a la escritura. Y déjenme anunciarle mi primera obra con temática repulsiva y horror. Contado de una manera detectivesca aplicando misterio y suspenso. Donde es de las pocas que he dado el corazón para crear personajes interesantes y sucesos donde aplicaría la sicología. 
Cumpliendo la frase: Nada es lo que parece. 


Sinopsis 


Esta es la historia del estimado señor Mike Tanner. Lo que una vez fue un padre amoroso, dedicado día a día a servir a su familia, terminaría siendo el punto que detona en la silla de la detective Sharon. Posiblemente sea la historia más triste, atroz, donde la justicia no podía controlar la situación por la manera distinta de pensar de Mike. Donde cuestionaríamos por primera vez: 

¿No habrá otra manera de gozar una buena comida?
¿Y si somos obligado en llevar nuestro metabolismo a otro nivel? 
¿Por qué centrarnos en lo que es correcto y no lo que debe de hacer por naturaleza?  
¿Y si todos somos la monstruosidad que hoy en día tememos?  

viernes, 16 de diciembre de 2016

Amiga, te quiero decir algo…

Sé que puedo actuar de manera irracional a veces y no llegas a soportar todo tormento bajo mi ser. Desde que pasó ese día, esas palabras y hechos que devoraron los colores con que componía mi vida. Tú; tu cuerpo; tu presencia aliviaron horas de sufrimiento, ¿cómo te lo puedo agradecer? ¿Cómo puedo agradecer a alguien que, desde que la conocí, ha dado lo mejor de sí para que florezca mi sonrisa? No sé si eres mi ángel de la guardia o un demonio burlón,  de esos que están ahí para jugar y olvidarnos de todo.

No sé como agradecértelo. Con una sonrisa no me basta para saber que contigo, querida  amiga, soy ese que nunca pudo ser... pero sí el que es ahora. 

AEHL

sábado, 10 de diciembre de 2016

Te lo digo de frente.

Te lo digo de frente.
No quisiera que te vayas. 
En mi vida estas ausente. 
Pero en mi mente nunca faltas.
Te quiero amar.
Mi corazón te necesita. 
Eres mi mundo, mi medicina, 
El aire para respirar.
Pasamos días sin hablar pero tus recuerdos me hipnotizan como esa sonrisa que me hacia delirar.
Los lugares que fuimos, ahora los veo como un altar pues ahí todo empezó a brillar. 
Como sabes, es difícil olvidar aquello que prometimos que no nos íbamos a fallar. 
Míranos, distanciados el uno al otro, ni siquiera matamos el orgullo para poder hablar.
Y por eso te lo digo de frente, no quisiera que te vayas, estoy aquí esperándote para volver a amar.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Atormentado por mi creación.

Necesito donde expresarme. Esto me está matando.

Llevo ya meses estando bien. Desde la última vez que drené toda maldad que llevaba recolectando desde pequeño y desde aquel día que explotó, me he vuelvo más serio y frió. Centrado a lo que deseó olvidándome de todos, perdiendo comunicación de todos; perdiendo comunicación con ella, la única con quien me he abierto totalmente. He vuelto mi vida un trabajo. Todo, por solo convertirme en el hombre que en un futuro quiero convertirme.

Una noche, por una extraña razón sueño en ella trayendo en sí, todo lo que una vez drené. Tristeza, agonía, sufrimiento, hundimiento, y muchas cosas más de la misma temática que provoca acciones impulsivas de una manera irracional. Todo aquello que una vez pensé en haber superado. Todo aquello que saque y controlé adentro de mi, volvió. Atormentándome de nuevo a las 3 de la madrugada con un terror en el rostro, lagrimeo y cabeza completamente disfuncional bajo los efectos de esa realidad interna con los sentimientos totalmente reales. Ahora ya no puedo sacarlo de mi cabeza, más que todo suprimir esa realidad interna. Es como si mi subconsciente no quisiera dejar su figura ya materializada en mi mente.

Acabé atormentado de la misma mierda que he creado. La culpabilidad y la pérdida de todo, pidiendo en llanto aquella figura tras su ausencia que me deja agonizando. Pero lo merezco, fue la misma mierda que pasó ella, ahora me vuelve a tocar a su progenitor... pero peor.

¿Qué me está pasando? ¿Qué significa todo esto?  ¿Será alguna necesidad? ¿Por qué aun me sigue pasando?  ¿No les ha pasado?

martes, 6 de diciembre de 2016

Dar y Esperar.

Quiero hablar de algo. Puede ser muy tocado por aquella tasa de personas que se ha tomado la molesta en fijarse en sus hechos. Hasta incluso en sus palabras y reacciones. Pero lo más importante, en observar el efecto que deja en las personas.

¿Qué sucede? Solemos dar más no recibir. Solemos sacrificar, pero sin horno. Solemos dejar nuestra huella, pero nunca recibir reconocimiento. Ese es el problema que nosotros solemos tener al decir ‘’no espero nada de nadie’’ pero realmente siempre hemos esperado lo desconocido de esa persona.

Sufrimos cuando nos damos cuenta el desprecio de nuestro valor espiritual. Pero te digo algo, ¿es importante? ¿Es importante seguir dando? ¿Es acaso por satisfacción que lo haces? El humano lo hace por necesidad de ser reconocido, es normal, es necesario ser escuchado a veces. Lo que no es, es mantenernos callado. Y te diré una cosa, hay veces donde se requiere del silencio para mostrar o crear el equilibrio en tu mundo.

Da cuando te dan. Habla cuando te hablan. Respeta cuando te respeten. Pero más que todo, nunca de más de ti. No arruines lo que podría servir como factor sorpresa en tu vida.  

viernes, 2 de diciembre de 2016

El Maquinista.

(Sí vieron la película, entenderán la reseña) 


El Maquinista es una de las películas que menos se hablan hoy en día al tratarse de sicología. Yo pude encontrarla gracias a una página y estoy enorgullecido de eso.

Ver ésta película me ha respondido esa gran incógnita para aquel aficionado a la guerra. ¿De verdad afecta? Esa consecuencia que siempre me he preguntado tras haber causado la acción tan hablada, y en ésta película, lo ejemplifican de una manera muy acorde al gran remordimiento.

No podía entender, ¡me volvía loco igual que él! pero era evidente todos los flashback que sucedían y se respondían al final de la trayectoria. Me llena de más preguntas, ¿en realidad esa es la consecuencia? ¿Tan terrible es?
La película habla mucho de sí y te sumerges a un mundo donde no todo es lo que parece ser, y no todo es lo que se dice ser.  Tomando un punto donde, ¿qué es verdad y que no? Pero lo que más toca es... ¿quienes somos? 

No clasifico ni opino… solo reflexiono.


Te invito a verla.